divider
Línea Ética

Es un cauce de denuncia que permite comunicar de forma confidencial las irregularidades que presuntamente se producen en una empresa. Tras la comunicación se procede a la investigación de los hechos denunciados.

El cauce puede estar abierto además de a los empleados, a los proveedores, contratistas, clientes, accionistas y otros.

Las materias que se tratan en una línea ética abarcan presuntas irregularidades financieras, contables, sociales, tráfico de influencias, etc. En la apertura de la línea ética se explican las posibles irregularidades a investigar.

Esta Línea permite el descubrimiento de la comisión de infracciones administrativas y penales y, la identificación de los autores.

La Línea puede ser interna (establecida dentro de la empresa y cuyos encargados son trabajadores por cuenta de aquella) o externa.

Si se establece una línea interna, la empresa se ha de asegurar que las personas que se ocupan de la investigación sean independientes a fin de analizar los hechos sin presiones, objetividad y sin represalias.

Dependiendo de las circunstancias de la empresa, dimensión y por cuestiones de costes, cabe la externalización de la línea ética.

Teniendo en consideración que en algunos supuestos establecidos legalmente, la empresa es penalmente responsable, es recomendable que dentro del sistema de prevención de delitos que implanta la empresa se prevea una línea ética.

Opiniones de los lectores
Escriba su comentario

Nombre

Email


Etiquetas
Suscríbete

Recibirás actualizaciones e información de tú interés.

Síguenos

Forma parte de nuestras redes sociales.